Follow by Email

domingo, 13 de noviembre de 2011

Retablos cerámicos de San José (Vinaròs)

Autor del texto y fotografías:
CARLOS CATALÁN FONT
Vinaròs, 19 de septiembre de 2011


Retablo de San José, en la avenida de Zaragoza de Vinaròs.

RETABLO DE SAN JOSÉ SITUADO EN LA AVDA. ZARAGOZA DE VINARÒS
Panel de azulejos ubicado en el vértice de un cruce de dos caminos (la carretera Nacional 232 y el camino de la Cruz de San José), apoyado sobre la pared que forma esquina con dichos viales, en el lugar conocido como Raval de Càlig o avenida de Zaragoza. Despiece 3 x 3 azulejos cuadrados, con una cenefa perimetral de acabado imitando un marco de madera. Medidas de las baldosas: 20 x 20 cm. de lado. La parte superior del cuadro dibuja un arco con decoración floral en los dos ángulos. Fabricado en los hornos de Onda. Técnica: azulejo esmaltado, dibujo estarcido y pintado a mano. El retablo original fue destruido durante la guerra civil y el actual que lo sustituye es una manufactura del año 1940 c.

Antiguamente hasta aquí llegaba la procesión en el día de San José, cuya tradición fue perdiéndose hasta la total desaparición a partir del momento en que se hizo el desvío de la Ctra. Nal. 340. Junto a este retablo se encontraba una cruz de madera que se eliminó al construirse la ampliación de la carretera Nal. 232, en la década de 1960. Mientras duraron las obras de dicho vial, el panel de azulejos fue desmontado por los vecinos con sumo cuidado, guardado en cajas de madera y vuelto a poner en su sitio original cuando finalizó el nuevo trazado de la carretera N-232.

Panel cerámico de San José (colección particular de Vinaròs). Foto: Alfredo Gómez

Hace años en la gran mayoría de imágenes de San José lo pintaban muy mayor, calvo, con barba muy larga y blanca, al lado de la joven Virgen y del niño Jesús. El motivo de estas representaciones de un San José anciano, tiene principalmente dos causas: La primera es que sobre José, los datos que se tienen, provienen de una leyenda de los Evangelios Apócrifos no reconocidos como oficiales por la Iglesia Católica, que nos cuenta que era un hombre mayor y viudo que tenía seis hijos de un anterior matrimonio. La segunda es por el recelo de los teólogos a presentar un matrimonio virginal, zanjando la discusión en la imposibilidad del anciano San José de tener deseos de un casado.

A través de los siglos, la figura de San José quedó en la sombra, no tuvo culto ni representaciones, patronatos ni templos, su papel en la vida de Cristo era meramente utilitario. Hasta que los Carmelitas difundieron su culto y leyendas, y los Dominicos y Franciscanos lo incluyeron en su propio calendario. La devoción a San José halló su esplendor en el siglo XIX, cuando se fundaron muchísimas cofradías, templos y santuarios bajo su advocación. En 1870 fue proclamado Patrono de la Iglesia. Actualmente San José es por excelencia el patrón de los carpinteros, ya que ejerció esta profesión según nos narra el Evangelio de Mateo (Mt. 13,54-55) y por extensión, lo es también de todas aquellas personas que trabajan en oficios manuales.

San José, colección privada, Vinaròs. Autor: Juan Ortiz. Cronología: 1880-1890 c.

RETABLO DE SAN JOSÉ (CALLE SAN CRISTÓBAL, VINARÒS)
Despiece del plafón: 3 x 2,5 azulejos. Observaciones: Está basado en un grabado de Tomás López Enguídanos (Valencia, 1775 – Madrid, 1814) a partir del dibujo de su hermano Vicente López. Probable el autor del plafón cerámico sea el pintor Joan Ortiz i Álvaro, siendo la biografía de este artista prácticamente desconocida, aunque se sabe que estudió en la escuela de BBAA de San Carlos en Valencia. Cronología próxima al último tercio del siglo XIX. Originalmente estaba situado en una casa de la calle San Cristóbal en Vinaròs construida durante la década de los años 1880-1890.

Manufactura de la ciudad de Valencia, posiblemente está elaborado en la fábrica de Josep Fos Carbonell, pero en la época en que estuvo regentada por Luís y José Gastaldo, la cual mantuvo la producción desde 1847 hasta 1887. También podría corresponder a la fábrica del Pilar de la Font d’En Carròs, población situada en el sureste de la provincia de Valencia, en la comarca de la Safor, la cual funcionó durante veintiséis años, desde 1860 hasta 1886, y donde el pintor Joan Ortiz i Álvaro trabajó durante algún tiempo. Se trata de una pieza de gran calidad artística, con una técnica y estilo depurados, y en muy buen estado de conservación.

Es idéntico al retablo de San José que se localiza en la población de Gorga, en la calle Mayor nº 21. Gorga es un municipio de la comarca del Condado de Cocentaina, en la provincia de Alicante. Ambos retablos cerámicos poseen características comunes y multitud de paralelismos, siendo más grande el de Gorga (despiece 5 x 3) y comparándolo con el de Vinaròs, éste parece un recorte del primero.
 
 
Imagen de San José. Origen fabricación: Valencia. Cronología siglo XIX. Fachada del Cortijo de San José de Prunes. Jerez de la Frontera. Cádiz. Despiece: 4 x 3 azulejos. Medidas: 0,45 m. x 0,60 m. (aprox.). La pieza número 11 (numeramos de izquierda a derecha y de arriba a abajo), se encuentra mal colocada. Sigue el mismo modelo iconográfico de nuestro retablo, coincidencia con los patrones (grabados) utilizados para su confección con pequeños cambios. Fotografías: José y Agustín García Lázaro. (Fuente: Retablo Cerámico, http://www.retabloceramico.net/)