Follow by Email

martes, 15 de noviembre de 2011

Retablo de la calle Santa Ana (Vinaròs)

Panel original de azulejos de la calle Santa Ana (año 1803) que estuvo en su lugar de origen hasta 1998.

RETABLO DE SANTA ANA (VINARÒS)
Ubicado hasta principios del año 1998 en la calle de Santa Ana, nº 12. El original desapareció, siendo sustituido por el actual, una copia del anterior pero de ejecución muy tosca. El antiguo se encontraba colocado verticalmente en una hornacina rectangular sobre la fachada de la vivienda. Despiece: plafón de 4 x 3  (12 azulejos cuadrados) de 20 x 20 cm. de lado.
Composición e iconografía: Imagen de Santa Ana, madre de la Virgen María, vestida con túnica, capa y una toca sobre la cabeza, acompaña a María niña sujetándola del brazo con su mano derecha, ésta viste una sencilla túnica y una capa. Lleva un libro en la mano izquierda (según la iconografía tradicional Santa Ana enseñó a leer a la Virgen). En el ángulo superior izquierdo la paloma (el Espíritu Santo) ilumina las figuras. A los pies aparece la inscripción AÑO S. ANA 1803.
En la representación actual, el perímetro del cuadro lo forman un listón de color naranja con orla de hojas de olivo en espiga de color verdoso (este tipo de orla se empezó a utilizar a principios del XIX), rematado por una cenefa perimetral de cerámica con resalte ondulado de color verde. Policromía de la escena: colores azul, verde, amarillo, naranja, ocre, rojo.
El modelo está tomado de una estampa de la época que guarda similitud con el dibujo de los Gozos a Santa Ana del Convento de las Carmelitas Observantes de Valencia. El plafón original fue fabricado en las factorías Disdier de Valencia, el año 1803, el actual (el nuevo) se halla ubicado en el mismo lugar que el anterior, y debió ser realizado en algún taller de Onda hacia 1997. A finales del siglo XVIII, Marcos Antonio Disdier adquirió un conjunto de fábricas valencianas de cerámica de serie, creando las llamadas Reales Fábricas de Azulejos. Disdier fue autorizado en 1795 a utilizar la denominación de “Real Fábrica”, y la hizo extensiva a todos los locales que poseía. Estas instalaciones se convirtieron en la más importante factoría de cerámica de la ciudad de Valencia hasta el primer cuarto del siglo XIX.

HISTORIA DE LA CALLE DE SANTA ANA
A partir del siglo XVI, con el paulatino aumento de la población, en los extramuros del primitivo núcleo urbano crecieron arrabales de forma constante hasta el siglo XVII. Uno de ellos fue el arrabal de Santa Ana, donde se había establecido el gremio de los Tejedores y que daría nombre a la calle pues Santa Ana era su patrona.
La cofradía de los Tejedores fue fundada en el año 1579, aunque según la documentación ya existía el gremio desde unos años antes. Poseían altar en la iglesia Arciprestal, todavía existente, con el zócalo revestido de azulejos del siglo XVIII fabricados en Valencia, de estilo Rococó (periodo de la rocalla) y con dos recuadros centrales representando instrumentos propios del oficio de tejedor de aquella época (una devanadera y un telar).

Vinaròs, retablo actual de Santa Ana, copia del original fabricado en Valencia


Retablo de Santa Ana, Valencia, siglo XVIII