Follow by Email

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Retablo de San Agustín de Hipona (Vinaròs)




RETABLO DE SAN AGUSTÍN DE HIPONA (VINARÒS)
Cronología: primer cuarto del siglo XIX
Composición: 6 x 5 azulejos cuadrados de 13,5 x 13,5 cm. cada uno
Fábrica y lugar: Manufactura de Valencia
Ubicación actual: Sacristía de la iglesia de la Mare de Déu de l’Assumpció, Vinaròs.
Este retablo conservado hasta hace poco en las escaleras del zaguán de entrada a la Casa dels Capellans en la Travesía Safon, de Vinaròs, procede con toda seguridad de la próxima plaza de San Agustín (plaza del Mercado), donde estaba ubicado el convento de San Telmo de la Orden de los Agustinos y donde todavía subsiste el edificio de su iglesia, actualmente convertida en Auditorio Municipal.
En este panel de azulejos, San Agustín está representado de pie sobre un pequeño montículo que le eleva ligeramente. Lleva una vestimenta de pontifical: alba, capa pluvial, mitra, estola, y cruz pectoral (conjunto de ornamentos que sirven al obispo para la celebración de los oficios). Con la mano derecha levantada hacía el cielo sostiene una pluma, mientras que con la izquierda muestra un libro que hace referencia a su condición de padre y teólogo de la Iglesia inspirado por Dios.
La imagen del Santo aparece flanqueada por dos ángeles de pie, uno de ellos sostiene la maqueta de una iglesia, signo de su doctorado, y el otro sujeta con la mano izquierda un báculo identificativo de su condición de obispo de Hipona y con la mano derecha sostiene un corazón inflamado muy estilizado. El conjunto aparece rematado por una orla perimetral, contemporánea del retablo, formada por azulejos del mismo tamaño que los que constituyen el tema principal, y cuyo dibujo está formado por una serie de ondas denticuladas con una tira de perlas en su concavidad y motivos vegetales muy simplificados.

HISTORIA Y TRADICIÓN
San Agustín nació el año 354 en Tagaste, pequeña ciudad de Numidia en el África romana (hoy provincia de Argelia). Agustín estaba dotado de una gran imaginación y de una extraordinaria inteligencia. Durante sus años de estudiante en Cartago se destacó en el estudio de la literatura, especialmente la griega clásica y el teatro. Poseía una gran elocuencia y un carácter caprichoso, egoísta e indolente, era de carácter sensual y mujeriego, pero nunca abandonó sus estudios.
Agustín pasa de una escuela filosófica a otra sin que encuentre en ninguna una verdadera respuesta a sus inquietudes. A los 29 años, Agustín decide irse a Roma a dar clases. Su madre Mónica le siguió a Italia. Los platónicos y San Pablo le ayudaron a resolver el problema del materialismo y de la gracia. En 386 se afana en el estudio de las ideas del cristianismo y se retira con su madre y unos compañeros cerca de Milán, para dedicarse por completo al estudio y meditación.
El año 387 es bautizado en Milán y regresa a Tagaste (África), donde fundó la Orden de los Agustinos, de carácter contemplativo. Le ordenaron sacerdote y más tarde, en 395, fue obispo de Hipona durante cuarenta años (ciudad de Numidia, hoy Argelia). Predica y escribe incansablemente y participa en numerosos Concilios. De ideas ortodoxas e intransigentes, de lo más rancio de la doctrina cristiana de aquel entonces. Empleó su dialéctica combatiendo a los considerados paganos y en defensa de la fe cristiana. Murió en Hipona de 430 durante el sitio al que los vándalos sometieron a la ciudad.

LA ORDEN DE SAN AGUSTÍN
La Orden de San Agustín a cuyos miembros se les conoce como Agustinos, es una Orden religiosa mendicante de la Iglesia Católica, fundada por el papa Inocencio IV en el siglo XIII (1244), ante la necesidad de unificar una serie de comunidades de monjes en la Toscana que siguieran las directrices conocidas como la Regla de San Agustín. Estos frailes llevan un hábito negro ceñido con correa.
La orden de los Ermitaños Calzados de San Agustín está presente en Vinaròs desde que el 21 de mayo de 1594, toman posesión de la iglesia de Santa Magdalena todavía en construcción en la Partida del Clot, en medio del barrio de los Marineros. En julio del mismo año y considerando que el lugar facilitado por el Consejo de la Villa no era el adecuado para construir el nuevo monasterio, se trasladan al emplazamiento actual, donde todavía se conserva la iglesia conventual, trasformada en Auditorio. El día 21 de noviembre de 1749 se colocó la primera piedra de la capilla que se dedicó a San Agustín, las obras de la cual quedaron finalizadas el 25 de agosto de 1762.


 



RETABLO DE SANTA MÓNICA (VINARÒS)
En la calle de Santa Mónica nº 7, de Vinaròs, se halla ubicada la capilla de la que fue madre de San Agustín. Esta capilla, prácticamente desconocida para la mayoría de la gente, posee un retablo original de azulejos datado de principios del siglo XIX, que es una manufactura de Valencia. El conjunto está protegido por una amplia hornacina cerrada con portezuela de madera acristalada.
Santa Mónica, la madre de San Agustín, es puesta por la Iglesia como ejemplo de piedad y bondad, de persona abnegada y preocupada siempre por el bienestar de su familia. También nació en Tagaste (África del Norte) a unos 100 km de la ciudad de Cartago, en el año 332. Muy joven, fue dada en matrimonio a un ciudadano de Tagaste llamado Patricio, del que tuvieron varios hijos, entre ellos San Agustín, cuya conversión al cristianismo le costó mucha dedicación. Murió en Ostia (Roma) el año 387, a la edad de 55 años.